2020

Como cada año se acaban las uvas y el champan y toca volver a la vida real. Para muchos hoy día 2 de enero comienza en verdad el año. Volver al trabajo, sentarse otra vez a los mandos de nuestra propia vida y tomar conciencia de que la carrera (mejor dicho maratón) ha vuelto a comenzar.

El 2020 no sera muy diferente al 2019, al igual que este último no era muy diferente a su predecesor.

Por lo pronto, parece que los políticos se han puesto de acuerdo y existe la posibilidad de que tengamos un nuevo gobierno de manera inminente (hasta que no lo vea no lo creo).

Cual voceros anunciando el fin del mundo se empiezan a oir los típicos discursos apocalípticos de “vuelve la crisis”;  “de esta no salimos” e incluso “guardemos las sobras de la cena de navidad que las vamos a necesitar” 

Si que es verdad que nos encontramos en un momento muy delicado de nuestra economía pero no depende tanto del color que vista la Moncloa, sino de lo mucho o poco que hayamos aprendido de los acontecimientos pasados.

Yo no comparto el nuevo gobierno que vamos a tener que vivir durante 4 años ( o el tiempo que dure), pero lo respeto, pero si algo he aprendido en todo este tiempo la vida continuara y viviremos otros gobiernos venideros y nos gustaran más o menos que este, solo la historia lo dirá.

En mi opinión existen asuntos más importantes que tenemos que abordar de manera inmediata y que necesitan de una estabilidad parlamentaria.

No seamos sofistas el sector que me preocupa es el mío, que es la justicia y la abogacía. 

Durante el 2019 hemos vivido momentos muy importantes en nuestro sector. Ya casi no nos acordamos del macro congreso legal de Valladolid donde durante meses (antes del inicio y después del mismo) se nos prometía cual fénix, un renacer que en mi opinión nunca ha llegado.

Si volvemos al presente creo no equivocarme que estamos como al principio. El Turno de oficio sigue sin ser un prioridad (ahora bastante más agravado que antes), la figura de autoridad del abogado del Turno brilla por su ausencia, Los juzgados siguen colapsados aunque parezca mentira tengo señalamientos a mas de 365 días, es decir dentro de un año cuando escriba otra vez este post TODAVÍA seguiré esperando para celebrar una vista. No tenemos derecho a ponernos malos o estar de baja ya que no se nos suspenden las vistas, estos entre otros problemas como la precariedad laboral, la falta de apoyo gubernamental son solo la punta del iceberg de los problemas que tenemos que combatir en este 2020.

A mitad de este enero de 2020, se han convocado las elecciones al CGAE, o lo que es lo mismo al Consejo General de la Abogacía Española. Este consejo es el “encargado” de representar a los abogados de este país o lo que en la jerga del sector constituyen la abogacía institucional Pongo la mano en el fuego a que si pregunto a 10 abogados elegidos al azar no saben quien es la actual presidenta y mucho menos cuales son sus funciones. Esto es un claro ejemplo de que la mal llamada abogacía institucional no esta haciendo bien su trabajo ya que órbita por encima de nuestras legales cabezas sin hacer grades aportaciones al abogado de a pie, al independiente, al que se levanta todas las mañanas pensando si este mes tendrá o no clientes. Este problema radica en que los que son elegidos, lo son por los consejeros (decanos y representantes colegiales) y no por el censo de letrados que todas las mañanas nos levantamos con el único fin de sobrevivir. El CGAE necesita un cambio y re estructuración y lo necesita YA.

Por otra parte, y antes de desear feliz año me gustaría hablar del último hito del 2019 y que sigo  bastante de cerca. A finales de año, más concretamente en el fin de semana del black friday  unos cuantos (muchos) abogados viajaron a una ciudad tan importante como Cordoba ( yo hubiera elegido Granada, por lo de la reconquista y esas cosas), hartos de la situación actual de la abogacía y empezar a poner las piedras para un futuro mejor. Estos compañeros bajo el nombre de abogacía independiente comenzaran a realizar una función de presión de lobby pero nacida y fundamentada desde la base. Ojala vaya triunfando.

Bueno querido lector, te deseo un año prospero y lleno de trabajo y salud. FELIZ 2020

Publicado por Borja Adrados

Abogado. Ejerzó mi profesión a caballo entre Valencia y Burgos. Especializado en Derecho Civil y Derecho Penal. En este blog hablare de la manera que entiendo el derecho.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: